• Background Image

    ¡Odio las filas! 10 cosas que todos odian cuando van de compras

    7 Febrero, 2016

7 Febrero, 2016

¡Odio las filas! 10 cosas que todos odian cuando van de compras

La experiencia que tenemos cuando vamos a comprar es quizás el elemento más importante que una empresa debe considerar si quiere llegar al mercado para quedarse. Lamentablemente, la experiencia del consumidor depende de variables que, a veces, son imposibles de manejar. Por ejemplo, el comportamiento y las costumbres de otros clientes que comparten la tienda con nosotros y que pueden estropearlo todo.

10 cosas que todos odian cuando van de compras 1

A continuación, 11 situaciones que odiamos y que son parte inevitable de la vida de un comprador:

1. Cuando alguien se demora al momento de pagar

10 cosas que todos odian cuando van de compras 2

Nos referimos en especial a esas personas que compran… ¡desde la misma caja registradora! Es de las cosas más desesperantes que se pueden encontrar. Forman cola, muy tranquilas, ¡y no han acabado de comprar! Cuando es su turno de pagar, tenemos que esperarlos mientras le dicen a algún familiar que vaya corriendo al otro lado de la tienda a traerles alguna fruta que está en oferta o cualquier otra cosa que “se olvidaron de traer”. El problema no sólo son ellos, evidentemente. ¿Es culpa de la cajera del local? No tanto. Quizás la culpa es de nosotros mismos, que nos tragamos la rabia. Te damos un tip Will: expresa tu incomodidad de manera respetuosa, sin pelear, pero dejando claro qué es lo que piensas. Eso le hará saber a esa persona que ha hecho algo mal. Además, te sentirás mejor y regresarás a tu casa con una sonrisa.

2. Cuando lo que queremos ya fue tocado por 37 personas

¿Por qué será que algunas personas manosean todo antes de decidir? Y, a veces, ¡ni compran! Desde la chica que se lleva todas las blusas de la marca que quieres al probador para tomarse selfies y deliberar con sus amigas por whatsapp, hasta ese muchacho que compra y agarra el pan sin usar las pinzas. Si les dices algo, te responden siempre que “sólo agarro lo que voy a comprar”. ¿Quién les cree?

3. Cuando aparecen los acechadores

10 cosas que todos odian cuando van de compras 3

¿Sientes una mirada incómoda que se posa sobre ti? Típicamente esto les sucede a las mujeres, pero hoy los hombres tampoco se salvan. Pasa en la calle, pasa en la farmacia, pasa en el centro comercial… ¡hasta pasa en el supermercado! Que incómodo es no poder salir a comprar un jugo de naranja sin volverte la presa de los mirones. Y encima algunos creen que son disimulados. No sean así.

4. Cuando la caja rápida no es nada rápida

10 cosas que todos odian cuando van de compras 4

Vas por uno o dos cosas al supermercado y eliges la caja rápida. Llegas feliz a la caja, esperando llegar en 10 minutos a tu casa, y ves que los que están delante de ti no cumplen las reglas. El máximo es 5 productos, pero ellos tienen la canasta llena hasta arriba. Lo gracioso es que estas personas siempre tienen la perfecta explicación: “pero si no hay nadie en la fila”, “pasaré rapidísimo”, o “sólo estoy excediéndome por 25 productos”. ¿Qué haremos con ellos?

5. Cuando… ¡siempre te toca la fila más lenta!

10 cosas que todos odian cuando van de compras 5

Hay dos variantes de esta situación. A veces, es simplemente el cajero o la cajera, que es lento en sí mismo. Está distraído o medio dormido y te hace sentir que debiste formar cola en otra caja. También, debemos ser tolerantes con aquellos que son nuevos y que son lentos porque están aprendiendo el trabajo (¡ojalá no les toquen clientes impacientes durante su aprendizaje!). Pero otras veces te persigue una nube negra y no importa que tan cuidadoso seas al seleccionar tu fila, esta, mágicamente, siempre avanzará más lento. Y ni se te ocurra cambiarte repentinamente, cual ninja, porque todos sabemos lo que sucederá.

6. Cuando aparecen los Doble-fila

Los Doble-fila, como todos, sufren con las colas lentas. Pero, a diferencia de los demás, deciden resolver el problema dividiendo el riesgo a la mitad, sin ninguna vergüenza. Generalmente son parejas que, ante la lentitud de las filas de pago, se forman en 2 al mismo tiempo, uno en cada fila, especulando en voz alta, en frente de todos los demás compradores, cuál avanzará más rápido. En el momento en el que uno llega a la caja aprovechan para trasladar inmediatamente sus 60 kilos de compras a esa fila, sin importarles quién esté esperando detrás. Cuando te pasa, ¿sientes una terrible impotencia?

7. Cuando el que te atiende tuvo un mal día

10 cosas que todos odian cuando van de compras 6

El cajero o vendedor se puede convertir en un verdadero grinch. Hay una frase que dice: Sonríele al mundo y el mundo te devolverá la sonrisa. Cuando se trata de una cajera o vendedor de mal humor, esa frase pierde sentido. No importa que hagas, no importa que seas la persona más educada del mundo, igual te tratará como si fueras su peor enemigo. Es importante comprender que es muy humano estar de mal humor, y recordar que no sabemos qué le puede estar ocurriendo a esa persona en ese momento. Por eso debemos mantenernos tranquilos, pero vigilantes. A veces nos dirán que no hay algo en la tienda, aunque sí esté disponible, simplemente para no atendernos. También pueden ser irresponsables con nuestras compras, tirándolas en la bolsa sin cuidado por las cosas frágiles o mezclando en la misma bolsa insecticida con algo comestible. Respiremos profundo. Es mejor dar el ejemplo y seguir siendo amables pase lo que pase.

8. Cuando la “realeza” sale de compras

Quizás es lo más desagradable que se puede encontrar cuando se va de compras. Por alguna razón, hay personas que consideran que su tiempo y sus compras son más importantes que las del resto. Consolidan lo descrito en varios de los puntos anteriores: se demoran en pagar, manosean todo, usan la caja rápida sin importar que estén comprando para una semana, y, si no están contentos con su fila, saltan de una a otra como si fuera normal. Odiamos ver como una persona maltrata a otra: presionan al vendedor para una respuesta, o paralizan la atención regular en algún punto de la tienda para satisfacer sus dudas irrelevantes. Son prepotentes y reclaman sin fundamento. Es mejor evitarlos, pues son conflictivos.

9. Cuando el maniquí tiene un cuerpo imposible

10 cosas que todos odian cuando van de compras 7

Es tan injusto que, luego de ver un polo o una falda en un maniquí, vamos al probador para darnos con una sorpresa. Nos vemos en el espejo y pensamos “lo comprare cuando baje de peso”. ¡Pero es mentira! No sólo el maniquí es de medidas inhumanas, sino que además le colocan pinzas en lugares estratégicos para que se vea todavía más delgado.

10. Cuando gastas más de lo presupuestado

10 cosas que todos odian cuando van de compras 8

Por alguna razón, siempre el presupuesto que tenemos se queda corto. A veces, nos cambian algún precio cuando ya estamos en la caja. Resulta que el precio no estaba actualizado, y siempre el ajuste es para arriba. Otras veces nos falta muy poco para comprar eso que tanto queremos y… ¿cómo no engreírnos? Al final nos pueden criticar, pero nos damos el gusto. Y está bien (siempre y cuando eso no afecte las cuentas de la casa o las responsabilidades con la familia).

¿Conoces alguna otra situación o personaje que vale la pena mencionar? ¿Crees que algún día dejaremos atrás estas costumbres?

Pronto llegará un App que te dará el control sobre tus compras. ¡Compra bien! ¡Compra Will!

¿Deseas recibir actualizaciones de este blog y ver como avanza el proyecto Will? ¡Suscríbete! O también puedes darle “Me Gusta” a nuestra página de Facebook.

Comentarios

comentarios

0 Comments

Leave A Comment

Agregue un comentario