• Background Image

    Con estos 7 consejos de compras serás el mejor comprador del supermercado

    23 Febrero, 2016

23 Febrero, 2016

Con estos 7 consejos de compras serás el mejor comprador del supermercado

¿Alguna vez te ha pasado que llegas de hacer las compras y te das cuenta de que no escogiste bien? ¿Que compraste una fruta muy verde, o un producto que vencerá muy pronto? Es algo que no podemos permitir que nos suceda. De nuestras decisiones dependen el bienestar y la salud de nuestras familias.

supermercado

A continuación, te damos recomendaciones para 7 productos que compras con frecuencia:

1. Palta: no sólo hagas guacamole

A veces, nos sucede que la palta que compramos está tan suave que nos vamos por lo seguro y simplemente hacemos guacamole. Sin embargo, con un poco de guía, podemos aprovechar todas sus posibilidades. En Perú, básicamente, hay 2 tipos de palta: La “Hass”, que es de pulpa con alta concentración de agua, y la “Fuerte”, que tiene un sabor más cercano a la mantequilla. En el primer caso (la Hass), debes escoger una cuya cáscara esté pasando del verde oscuro al negro (sin exagerar) y que al tocarla mantenga su firmeza, cediendo levemente. En el segundo caso (la Fuerte,) por el contrario, debes evitar que se esté oscureciendo y, al tocarla, debe ceder fácilmente 1 milímetro. En ambos casos, te sugerimos no aplastarla. Eso sólo te confundirá a ti y a los siguientes clientes.

2. Pescado: déjate llevar por tus sentidos

Si eres fanático del ceviche, el tiradito o el sashimi, nuestra recomendación es guiarse por el olor. Si el producto es bueno, automáticamente percibirás ese aroma fresco de mar con algas y sales. Si tienes dudas o no confías de tu olfato, tus ojos no te engañarán. La manera más fácil de reconocer su frescura es fijarte en 3 cosas: las escamas deben ser de un color vivo brillante y duras, los ojos deben ser abultados con pupilas negras brillantes, y las agallas deben ser rojas o rosa intenso (evita las de color amarillo o gris).

3. Pan de molde: usa la psicología inversa

Si bien es un producto estándar, lo que siempre nos preocupa es que esté fresco y no vaya a vencer pronto. Para asegurarte de que no se te eche a perder, compara la fecha de vencimiento del que está más adelante en la góndola con el que está más atrás. En muchas ocasiones, verás que te conviene comprar el de atrás. Los vendedores, con el mismo temor que tú, colocan adelante los más próximos a vencer. Así no se les echan a perder a ellos. Gánales dándote el trabajo de comparar las fechas.

4. Jamón: mientras más delgado, mejor sabor

¿Has escuchado que algunos piden que les corten “rajas delgadas”? ¿Has pensado que es porque son tacaños, o porque no les alcanzaba el dinero? Si es así, te equivocaste. Los cortes delgados mejoran mucho la textura y el sabor de los embutidos. Y si temes que tus sandwiches se queden pequeños, siempre puedes usar 2 o 3. ¡No dejes de intentarlo! Te recomendamos también que pidas que te den empaques separados por cada 100g. Las bolsas que no hayas abierto se mantendrán selladas y ese jamón seguirá fresco mucho más tiempo.

5. Pollo: lo más entero posible

Debes comprar el pollo entero. Sabemos q a veces nos gana la flojera y compramos el pollo en bandeja y deshuesado, pero hay 3 grandes ventajas en comprarlo entero. Primero, el hueso da muchísimo sabor. Segundo, ha sido menos manipulado. Tercero, tenemos más certeza de que ha sido puesto en venta recientemente (¡evita colores verduzcos o azules!). En verano, asegúrate de comprarlo al final de tu paseo por el mercado. Así no se recalienta innecesariamente.

6. Melón: no hay pierde

El melón, así como otras frutas grandes de cáscara semi-gruesa, es muy fácil de escoger. Al cargarlo, no debes sentirlo “hueco” y debe emanar un aroma exquisito. Si no tiene aroma, no lo compres: aún está verde. La cáscara siempre será marrón claro. Si tiene imperfecciones en la superficie, no te preocupes. El melón se defiende muy bien de los golpes.

7. Lechuga: densa y crocante

Normalmente, las lechugas no se venden por peso, sino por unidad. Esa ventaja la debes aprovechar. Siempre comprar una que sienta pesada. Debe haber poco aire entre las hojas. Si la agarras firmemente, no debe ceder tanto. Eso garantiza que está más fresca, que sus hojas sean crocantes y que rinda mucho más.

Esperamos que estas pequeñas recomendaciones te hayan servido y que las pongas en práctica lo más pronto posible. ¿Tienes algún consejo que compartir? Escribe en nuestra sección de comentarios.

Muy pronto llegará el app que te dará el control total sobre tus compras. ¡Compra bien! ¡Compra Will!

¿Deseas recibir actualizaciones de este blog y ver como avanza el proyecto Will? ¡Suscríbete! O también puedes darle “Me Gusta” a nuestra página de Facebook.

Comentarios

comentarios