• Background Image

3 Marzo, 2016

5 cosas que no debes comprar en el supermercado

Nos encantan los supermercados y compramos de todo en ellos, pero debemos recordar que su negocio es la comida: fresca, congelada, enlatada y preparada. Además, tiene buenas ofertas en algunos artículos de cocina, como toallas de papel, y en detergente para la ropa.

Sin embargo, hay toda una serie de productos que tienen un precio premium en el supermercado. No son parte del negocio principal del establecimiento y a veces los compramos allí sólo por el factor conveniencia. Debes considerar que puedes conseguirlos más barato en una tienda de descuentos, en una ferretería, en una farmacia o en una tienda especializada, por lo que sería mejor que no los incluyas en tu lista de compras.

5 cosas que no debes comprar en el supermercado

Read More

1 Marzo, 2016

¿Cómo diablos me deshago de mi deuda de tarjeta de crédito?

La Revista Money nos explica a través de 6 sencillos pasos como podemos eliminar la deuda de nuestras tarjetas de crédito:

close-up of human hands cutting a credit card by scissors --- Image by © Royalty-Free/Corbis

close-up of human hands cutting a credit card by scissors — Image by © Royalty-Free/Corbis

Paso 1: Calcula lo que debes.

Reúne todos los estados de cuenta de tus tarjetas de crédito y haz una lista con todos los saldos y su respectiva tasa de interés.

Paso 2: Libera algo de dinero.

Si has hecho un presupuesto, determina que puedes recortar con el fin de re-direccionar más dinero hacia el pago de tu deuda. Tu objetivo debe ser pagar mucho más que el monto mínimo. Te explicamos por qué: digamos que tienes un saldo de US$ 10,000 dólares con una tasa de interés de 18% y simplemente pagas el mínimo cada mes. Al final, te costará US$ 14,000 dólares en intereses y te llevará 22 años librarte de esa deuda.

Pase 3: Detén el sangrado.

Es decir, deja de usar el plástico hasta que hayas pagado todas las deudas. Guarda tus tarjetas en un cajón y sólo usa efectivo. Además, trata de mover la deuda de las tarjetas de crédito con intereses altos, utilizando una compra de deuda, a otras tarjetas con intereses más bajos. Esto permitirá que tu pago presupuestado cada mes se dirija en mayor proporción a la deuda principal y menos a pagar intereses. Acelerará el proceso.

Paso 4: Elije un método.

Desde un punto de vista puramente financiero, tiene sentido pagar primero la deuda con una tasa de interés más alta, ya que esa tarjeta de crédito te costará más en intereses a largo plazo. Pero, si prefieres deshacerte de la deuda más pequeña primero, también está bien. “Una pequeña victoria que te de el impulso para seguir en tu proceso de pago de deuda vale la pena”, dice Anisha Sekor, VP de productos de débito y crédito en Nerdwallet.

Paso 5: Obtén ayuda si la necesitas.

Hay agencias de asesoría de deuda que pueden ser capaces de ayudarte en consolidar deudas y te ayudarán a gestionar mejor tus finanzas.

Paso 6: Encomiéndate

Poner tu deuda bajo control no es fácil, pero la recompensa es dulce. Por fin podrás empezar a utilizar el dinero que utilizabas para realizar pagos de intereses en algo que realmente importe, como tu futuro.

Vía: Money

¿Deseas recibir actualizaciones de este blog y ver como avanza el proyecto Will? ¡Suscríbete! O también puedes darle “Me Gusta” a nuestra página de Facebook.